dilluns, 30 d’agost de 2010

- s/t -


© Trícia Barrachina

Sota un mateix cel
la solitud és una sola
i la mateixa.

Mentrestant,
aquella cortina
que dansa.



Bajo un mismo cielo
la soledad es una sola
y la misma.


Entretanto,
aquella cortina
que danza.

2 comentaris:

Jin ha dit...

la cortina también danza sola...

trícia barrachina ha dit...

Yo creo que disfruta, a su manera.
Aunque me parece que no baila sola, sino con el viento.