dijous, 11 de febrer de 2010

- eterns retorns / eternos retornos -

© Trícia Barrachina
Cremàvem uns papers
com per tornar a escriure
aquelles mateixes paraules
ara fetes cendra.

I aquella falla petita,
aquella falla de fulls nostres
com en un ritual
que mai s'acabava.

Vora la foguera
matàvem el que vam ser
per tornar a alenar
la primera llum del dia.

– Per favor, acosta'm eixa llapissera.


Quemábamos unos papeles 
como para volver a escribir 
aquellas mismas palabras 
ahora hechas ceniza. 

Y aquella pequeña falla, 
aquella falla de nuestras páginas 
como en un ritual 
que nunca se acababa. 

Alrededor de la hoguera 
matábamos lo que fuimos 
para volver a respirar
la primera luz del día. 

– Por favor, acércame ese lápiz.

4 comentaris:

Alfonso ha dit...

toma, es un Stabilo HB 21/2. a ver qué escribes en esa página nueva que es cada día que empieza (ahora, si es como estos poemas, por favor no los quemes nena, no los quemes..)

trícia barrachina ha dit...

Gracias por ese lápiz, Brezmes, lo usaré con brío!
(A nada hay que aferrarse, ni siquiera a las letras, aunque nos persigan, nene!)

Jin ha dit...

reescribir con las cenizas, apenas tibias, palabras de amores idos... o también escribir, con la llama apenas extinguido, palabras de amores por venir.

trícia barrachina ha dit...

Todo misterios, aun resabidos... todo misterios. Todo por escribir, aun con cenizas.