dilluns, 30 de novembre de 2009

- rails / raíles -




© Trícia Barrachina

Oblidar les pells i la roba.
Oblidar fins els òrgans, les venes
i tot allò que m'ompli endins.
Tots els mobles interns.
Volar cap a la nul·litat,
cap a un color pla
           - un sol color pla.
I vagar per un ramat d'estels
que pasturen arran d'un cel
insòlit, quiet, pausat.
Abandonar.
Deixar de curar.
Deixar d'inventar.
Voltar per un pis obert,
sense fred ni calor,
sense finestres o portes o claraboies.
Voltar per un terra lluminós
on calga quietud i esguard,
on no hi haja dolor a l'ànima,
on no calga una sola esperança,
on el desig existisca de mica en mica,
on no es necessite.
Una llar sense foc.
Un cau.
Un tot.

Olvidar las pieles y la ropa. 
Olvidar hasta los órganos, 
las venas y todo aquello que me llena adentro. 
Todos los muebles internos. 
Volar hacia la nulidad, 
hacia un color plano
           - un solo color plano. 
Y vagar por un rebaño de cometas 
que pasturan junto a un cielo 
insólito, quieto, pausado. 
Abandonar. 
Dejar de curar. 
Dejar de inventar. 
Pasear por un piso abierto, 
sin frío ni calor, 
sin ventanas o puertas o claraboyas. 
Pasear por un suelo luminoso 
donde hagan falta quietud y mirada, 
donde no haya dolor en el alma, 
donde no haga falta una sola esperanza, 
donde el deseo exista poco a poco, 
donde no se necesite. 
Un hogar sin fuego. 
Una guarida. 
Un todo.

3 comentaris:

Jin ha dit...

qué honor! soy la primera?

Tricia, una sorpresa fantástica la de hoy.. enhorabuena por decidirte, por ponerte a hablar, por contarte. te voy a seguir, lo sabes. seguro que estás emocionada, los primeros días de blog son algo especial, para vivirlos lentamente, con deleite..

me ha gustado, y mucho!
besotes

trícia barrachina ha dit...

Lo cierto es que es un tanto extraño.
También es emocionante.
Vaciarse en un vaso intangible.

Me alegro que te guste. No hay mucha cosa aún, este hijito mío apenas tiene horas, je...

Gracias, tesoro!
Nos seguimos sin perseguirnos...

osopunk ha dit...

Bello poema...